ESTOY REDISEÑANDO EL BLOG....




27 de febrero de 2007

ALMACENAMIENTO DE TELAS

Si sois aficionadas al punto de cruz, seguro que tenéis un numero importante de telas, como yo, que estuve suscrita un tiempo en SILKWEAVER además de las que compraba aquí en Madrid, o bien las que requerían las labores. En definitiva el problema no es donde almacenarlas, sino COMO, ya que si bien en las bolsitas plásticas perfectamente dobladas estaban mas recogidas, lo cierto es que pasado un tiempo los dobleces estaban tan marcados que me han obligado en algún caso a repetir una labor. Así que me he ingeniado un método que puede puede perfeccionarse y sobre todo ADORNARSE ya que es bastante rudimentario.
El sistema consiste en tomar una percha normal de armario con barra y pasar sobre ella una tela a modo de bolsa (ver la foto) coserla por los laterales y por abajo, previamente meter en el interior una cartulina o plástico para que los alfileres que luego sujetaran las telas no traspasen.

A lo largo de este saco y sujetas con alfileres se irán colocando las telas en el orden que cada una estime conveniente (tipo, color, count,etcc), eso si perfectamente identificadas. Yo registro todas ellas en una base de datos para indicar todos los datos que me pueden interesar, pero bueno eso ya es OTRO CANTAR .Las telas grandes pueden ir en perchas con pinzas directamente. Ambas serán tapadas con bolsa de abrigos para evitar la suciedad y colgadas en cualquier armario, no ocupan nada.
A mi este sistema me resulta muy útil, primero como ya he dicho porque las telas pierden los dobleces, y porque sacando una percha las tienes a la vista fácilmente.
Espero que os guste el sistema.

2 comentarios:

Maria del Valle dijo...

Una idea genial!!! Muchas gracias, por compartir esto también, como otros consejos e ideas que nos das en el Salcurso.
En particular , me cuesta quitar las marcas que vienen en la tela para bordar crewel.

Isa dijo...

Buenisima la idea.... te la voy a copiar... ya que es verdad se van marcando y con lo que me cuesta tenerlas mejor cuidarlas.
Cariños
Isa