1 de marzo de 2010

Para reir y llorar


Cada vez que leo este articulo, realmente no sé que hacer si reir o llorar, por ello lo he incluido en mi blog haciendo un pequeño parentesis, como podeis comprobar hace honor al titulo INCREIBLE PERO CIERTO, juzgas vosotros/as mismas después de leer el articulo donde LA SECCION FEMENIMA DE LA FALANGE ESPAÑOLA, hacia recomendaciones de trato a las mujeres para sus conyuges, y no hace tanto tiempo. Me gustaria recibir vuestros comentarios.


12 comentarios:

amparo dijo...

A mí no me hace gracia, ME INDIGNA, ME REPUGNA, ME DAN GANAS DE VOMITAR, ME DA PENA DE LAS MUJERES QUE VIVIERON AQUELLA EPOCA Y FUERON MALTRATADAS Y VILIPENDIADAS POR UNA RETAHILA ASQUEROSA DE HOMBRES MACHISTAS LLENOS DE COMPLEJOS DE INFERIORIDAD Y QUE VEIAN EN LA MUJER UNA SERIA AMENAZA PARA SU CONDICION PRIVILEGIADA Y POR TANTO TENIAN QUE TENERLA A LA ALTURA DEL ZAPATO Y CONSIDERARLA COMO UNA MIERDA. Y TODO ELLO CON EL CONSENTIMIENTO Y PATROCINIO DE LA IGLESIA CATOLICA, APOSTOLICA Y ROMANA. !!!QUE LES VAYAN DANDO...!!!.
CADA DIA ESTOY MAS AGRADECIDA A ESAS MUJERES QUE HAN LUCHADO POR LA IGUALDAD AUN A COSTA DE SU VIDA.
Pilar, perdón por este mítin que acabo de dar.

Besos.

luisa dijo...

La verdad es que es algo vomitivo,menos mal que gracias a Dioas, las cosas han ido cambiando,y puedo decir que en casa de mis padres no se veía servilismo ninguno,y vivieron esa época,madre mia¡¡

amparo dijo...

Hola Luisa, las cosas han ido cambiando pero NO GRACIAS A DIOS, sino gracias al coraje y valor de muchas mujeres que han luchado hasta dejarse la piel, incluso la vida, por la igualdad de las mujeres. Dios no ha tenido nada que ver.
Saludos.

Miguel dijo...

Hola Pilar.
Que decir, mira como tienes a Amparo, me encanta que tía mas autentica.
Me quedo con la risa, esto pertenece al siglo pasado.
Me imagino al Generalísimo y a Doña Carmen poniendo en práctica el último párrafo.
Razón no le falta a la “femi” Amparo, suerte que estamos en otras cosas y esto es historia, mala historia. Me quedo con lo que dice Luisa, en mi casa por mucho que a mis padres les quisieran inculcar estas atrocidades, aseguro que tanto mi madre y es mas mis abuelas tenían a mis abuelos y padre a “rajatabla” o como se quiera decir.

“Vivan las mujeres y su lucha JUSTA por la igualdad de las personas”
Besos Pilar.
Que buena entrada.

Inma dijo...

Ya he leido este artículo varias veces, y me pasa como a tí, que no sé si reir o llorar.
He tenido suerte de que las mujeres de mi familia no han vivido con hombres dominantes, y no seguían estas recomendaciones, pero creo que es importante que la sociedad no olvide que muchas mujeres vivieron y viven creyendo que su vida depende del hombre que tienen al lado.
Espero que estas mujeres cada vez sean menos.
Un saludo.
Me han gustado mucho los otros comentarios.
¡Vivan las mujeres! ¡Y los hombres majos también!

JEJOMA dijo...

Yo definitivamente lloro..

No voy a comentar, porque sobra todo.

Ha caído en mis manos una "contrato de maestras" del año 1923, sólo os pongo algunas de la normas que romperían el contrato para la maestra:

.... Andar en compañía de hombres, casarse, pasearse por heladerías del centro de la ciudad, viajar en coche con un hombre que no sea ni su padre ni su hermano, vestir ropas de colores brillantes, teñírse el pelo, usar vestidos que queden a más de cinco centímetros por encima de los tobillos...

y un sinfín de mamarrachadas más.

Qué escándalo ¡Por Dios!

Un abrazo guapa!

Ángeles dijo...

¡Hola Pilar¡Da risa...pero muchas mujeres siguen llorando,por desgracia...
Algunas,ya no lloran mas,pues al no someterse,les han quitado la vida...
No soy feminista,soy mujer...y mi respeto a todas las mujeres,está por encima de todo...y por supuesto mi respeto hacia el hombre...
Espero que eso sea lo que prime por el bien de ambos sexos,pero queda mucho todavia,y parte de la educación,sobre todo,de muchas madres con sus hijos varones...
A dia de hoy,todavia escucho a muchas mujeres decir:"que somos mas malas,que los hombres"...personalmente,digo¡NO¡...Besos.

Blanca D dijo...

ni llanto ni risa!!!!
solo un sentimiento de pena por la epoca que esto era verdad
pero ahora ya es diferente y sino lo es, es por la misma mujer que permite ser pisada por el marido
cuando uno dice basta es basta y debe darse cuenta que los hombres y mujeres somos humanos con derechos y resposabilidades
besos y abrazos :-)

Genny Garcia dijo...

Jajaja, acabo de darme cuenta que no califico, que maravilla haber nacido en esta época ...pero lastima que muchas mujeres se quedaron en la modificación de la forma y no del fondo y así, siguen teniendo otros tipos de esclavitud, un poco mas sutiles, imperceptibles en muchos casos y que las conducen como cerditos al matadero, por caminos equivocados, blandiendo la bandera de la liberación femenina y argumentando derechos, que las esclavizan aun mucho mas.

Carpacar dijo...

Desde luego que es para reir, pero no sería justo por todas esas mujeres que han sufrido tantas humillaciones y vejaciones.
Y bravo por Amparo, estoy totalmente de acuerdo con ella y añado que si por Dios fuera y sus seguidores... ahora mismo estaríamos nosotras en la misma situación...

Gracias Pilar por recordarnos la situación de no hace tanto tiempo, es muy bueno echar a veces la vista atrás para seguir avanando hacia delante.
Un abrazo.

Mi Pequeño Tesoro dijo...

Ni reir ni llorar, lo que me causa es verdadera lástima saber que para algunas mujeres las cosas no han cambiado tanto y que, para las que creemos que han cambiado, tampoco es del todo cierto. Estoy de acuerdo con Ángeles, no somos ni hombres ni mujeres, somos seres humanos, con derechos y obligaciones pero, pensarlo un poco, ¿de veras tenemos los mismos derechos? ¿y las mismas obligaciones? Salimos a trabajar fuera de casa, como ellos, pero sin ganar el mismo sueldo por el mismo trabajo, y si no lo hacemos nos dicen que qué bien vivimos (porque la que está en casa "no trabaja"; además tenemos que estar arregladas (se supone que por nosotras mismas), de buen humor, dirigir nuestros hogares como siempre (eso sí, con "ayuda", dicen), cuidar de nuestros hijos/as, etc, etc, etc... Sí, las cosas han cambiado mucho pero aún siguen quedando malnacidos como antes y, por suerte buenos hombres, como seguro que había antes también, que no solo adoran a sus mujeres sino que además las RESPETAN por encima de todo. Y a día de hoy tenemos que seguir peleando por algo que, por derecho, es de todos y todas, por el respeto mutuo por encima de todas las cosas.
Me encantaría que me enviaras el texto por e-mail, porfa, para poder ponerlo en mi blog también, y que todo el que lo lea pueda reflexionar sobre cómo van las cosas realmente ya que aún nos queda mucho trabajo a todos y todas.

MARIA PILAR dijo...

GRACIAS A TODOS POR VUESTROS COMENTARIOS, DEBATE, RABIA, RISA, IRA. SABIA YO QUE SEMBRARIA POLEMICA. AFORTUNADAMENTE HEMOS PASADO ESA EPOCA. Gracias Pilar